Cuidado de las prendas: ¿Cómo cuidar el tejido de algodón, de seda y de lana?

Cuidado de las prendas: ¿Cómo cuidar el tejido de algodón, de seda y de lana?

publicado en: blog | 0

Cuidado de las prendas: cómo cuidar el algodón, la seda y la lana.

Cuando nos gusta una prenda, queremos que nos dure para siempre. Cuidarla apropiadamente es la mejor garantía para conservarla mucho tiempo y en las mejores condiciones. A continuación te damos algunos consejos para el cuidado de las prendas y puedas mantenerlas como el primer día. 

Cuidados del algodón.

Algodón, tejido agradable con la piel y fácil de cuidar

El algodón es una de las fibras vegetales más antiguas que existe. Es un producto que no produce alergias ni irrita la piel. Además, tiene una alta resistencia. Como gran ventaja, no presenta prácticamente ningún problema para su lavado. No nos podemos exceder con una temperatura demasiado alta durante el lavado para evitar que encojan o pierdan color. Para no correr riesgos, haz el primer lavado sin mezclar con otra ropa. Durante el planchado de las prendas de algodón, te resultará más fácil si el tejido está algo húmedo y usas el vaporizador de la plancha a alta temperatura. Con este simple consejo, estás contribuyendo al cuidado de las prendas de algodón.

Cuidados de la seda.

La seda es un tejido con una textura única, pero muy delicado

La fibra de seda, es de tacto suave y delicado, por tanto, requiere de más cuidados. No es fácil mantener su textura y brillo únicos. Su tendencia a recoger olores, hace recomendable el lavado frecuente, pero con especiales precauciones. Lo ideal es hacerlo a mano y con mucha suavidad. El agua, fría y con un producto para prendas delicadas. Para secarlos, nunca los pongas al sol. Si tienen mucha agua, escúrrelos con una toalla, pero sin estrujar ni retorcer. Después, déjalos al aire y a la sombra, hasta que se sequen completamente. Procura no planchar la seda para que no se queme. Si lo haces, que sea a baja temperatura usando un paño bajo la plancha.

Cuidados de la lana.

Conserva la calidez única de la lana con unos cuidados específicos

La lana, es otro de esos tejidos naturales que exigen algunos cuidados específicos. Presente en muchas variedades: cachemir, mohair o angora, siempre asegura calidez. Por eso, forma parte de la composición de muchos de tus gorros y bufandas. Para lavar complementos de lana, deberás hacerlo a bajas temperaturas. Si utilizas lavadora, un programa para prendas delicadas. En cualquier caso, hay que evitar usar demasiada fuerza porque pueden formarse las temidas bolitas que se forman por el roce. No es recomendable tender la ropa de lana para secarla. Si lo haces, probablemente se estirarán y deformarán. Lo mejor,  es estirarlos sobre una toalla bien extendida, para que absorba la humedad. No es recomendable plancharla, pero si lo haces, nunca pases la plancha directamente sobre las fibras, sino usando un trozo de tela de algodón encima del tejido. De lo contrario, incluso a temperaturas bajas, te arriesgas a que se peguen las fibras. 

En Eslavia, muchos de nuestros complementos como los foulards, kikoys, gorros y bufandas son de algodón, seda o lana. Estas indicaciones te vendrán muy bien para mantenerlos sin esfuerzos.

Dejar una opinión